Ella murió a los 17 años. Luego, a miles de kilómetros de distancia, un extraño ve esto en la calle

Alice sufría de una extraña enfermedad a los 16 años, su salud era frágil y ella sabía que no le quedaba mucho tiempo de vida. Su madre, Vicky, estaba devastada porque también sospechaba que Alice se encontraba grave. Entonces, un día, la pequeña llegó con un regalo a casa. Caminó por el pasillo, abrió la puerta de su pieza y le entregó un especial collar a su madre. Eran dos corazones de metal, en uno de ellos Alice había puesto su huella junto a su nombre, mientras que en el otro su hermana había hecho lo mismo.

Inside Edition
Inside Edition

Vicky atesoró el collar que su hija le había hecho, pues sabía que probablemente sería el último regalo que recibiría de ella. Un año después, Alice murió. La situación fue trágica y Vicky lloraba desconsolada. Había perdido a su hija y, claramente, el dolor era indescriptible. Pasó un buen tiempo hasta que Vicky se vio viajando desde Inglaterra a Estados Unidos.

Estaba caminando por las calles de Manhattan, lugar donde transitan a diario cientos de miles de personas, y de pronto, llevó su mano al cuello para sentir el collar. Fue ahí cuando se dio cuenta que no estaba. Escéptica al hecho de haberlo perdido, buscó en todas partes, pero nuevamente no logró dar con el regalo de su hija. Hizo todo lo posible para encontrarlo, sin embargo, era prácticamente imposible. Vicky tenía un vuelo de vuelta a Inglaterra y, tristemente, se hizo la idea de que había perdido el regalo más importante que tenía de su difunta hija. Era terrible.

Al llegar a Inglaterra, Vicky publicó en Facebook un anuncio en el que contaba lo que había ocurrido. Decía que había perdido el collar que Alice le había dejado cuando vivía y que, a pesar de estar a miles de kilómetros de distancia, esperaba poder encontrarlo. Era difícil, por no decir imposible, pero la esperanza es lo último que se pierde y fue justamente eso lo que llevó a Vicky a sorprenderse de manera fantástica.

Mira el inmenso milagro que vivió luego de que recibiera un correo electrónico. La historia es conmovedora.

¿Qué opinas acerca de esta historia?

Source: Upsocl


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *