Esta mujer es la única habitante de su vecindario y tiene que usar una ventana como puerta principal

Kelly Doyle es la única residente de Dursley, una calle ubicada en el condado de Merseydide (Inglaterra). La mujer calcula que 80 personas han dejado de vivir en su vecindario, después de que la constructora Knowsley Housing Trust (KHT) adquiriera las viviendas de los demás residentes para hacer un nuevo proyecto inmobiliario.

Kelly no llegó a un acuerdo para la venta de su propiedad y desde entonces ha sido la única residente del sector.

Debido a las obras llevadas a cabo por KHT, la puerta principal de la casa de Kelly resultó averiada y ahora debe usar una de sus ventanas para entrar y salir.


Liverpool Echo

Kelly tiene 35 años y ha vivido en esta casa durante 17.

A pesar de su oposición, la constructora llevará a cabo las labores de demolición “por el bien de la comunidad”.


Liverpool Echo

La mujer le dijo al diario británico The Mirror que su vida ha sido “un infierno absoluto” desde hace dos años, cuando se enteró de que esta obra se llevaría a cabo.


Liverpool Echo

De acuerdo con Kelly, el dinero ofrecido por la constructora no justifica los arreglos y mejoras que ella ha implementado en su vivienda.


Liverpool Echo

Lo único que ella quisiera es que su casa pudiera flotar, como en Up: una aventura de altura.

Source: Upsocl


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *