5 poses sexuales esenciales para los que tienen compañero de piso. Pueden hacerlo incluso en el sofá

Muchas personas viven con un roommate o compañero de habitación para poder compartir gastos y no tener que arrendar algo tan costoso por sí solos. Pero si hay algo que tenemos que aceptar antes de empezar la nota es que todos tenemos sexo, pero otra cosa es que te descubran haciéndolo. Créeme, eso no es nada cool. Ahórrate todos los problemas dominando estas cinco geniales posiciones sexuales. Oh, y no creas que puedes hacerlo a todo volumen porque tu roomie “está durmiendo” porque no, no está dormido.

1. La cabecera silenciosa.

Si la cabecera golpea contra la pared y no puedes mover tu cama lejos de ella, utiliza movimientos “en cámara lenta” que mitigue los sonidos sexuales. Él se puede sentar sobre el borde de la cama, te arrodillas sobre él, mirando al frente y te sientas cuidadosamente sobre su pene. Pon una mano en sus muslos para equilibrar y envuelve tus pies alrededor de su trasero. Muévanse lento para el máximo silencio posible, lo que le agrega sensualidad extra.

Y claro, no olvides de tocarte con la mano o con un juguete.


Mara Parra / Upsocl

2. Juegos de manos.

Pongan una película en Netflix, siéntense en el sofá y cúbranse con una manta grande para una masturbación mutua encubierta. Pueden estar vestidos, pero intenta que sea ropa elástica. Si alguien entra, ninguno tiene que morir de vergüenza en el proceso, simplemente aparta la mano y trata de actuar de forma inocente (También funciona con los juguetes sexuales, ¡no desaproveches la oportunidad!).


Mara Parra / Upsocl

3. El perrito en el suelo.

Si tienes una cama que suena demasiado, puedes probar a poner una almohada debajo de tus rodillas y hacerlo en el suelo como un perrito amordazado. Y si eres de las que son un poco más “ruidosas”, puedes poner una almohada entre la boca y el colchón y gemir a tu placer. Pon música con volumen fuerte y listo, sexo preparado,


Mara Parra / Upsocl

4. El rápido y furioso.

Si tu roomie sale a comprar una botana a la tiendita de la esquina, tienes que hacerlo rápido. Dóblate sobre la cama, con una rodilla sobre el colchón. Él está detrás de ti, una pierna en el piso, el pie opuesto apoyado en el colchón. Él puede agarrarte las caderas para empujarte hacia él si quiere, pero recuerda, es contra el tiempo, lo cual lo hace además muy excitante.


Mara Parra / Upsocl

5. El “descanso” en el cuarto de baño.

Si tu roommate es de los que no salen mucho, hay una simple solución: el cuarto de baño. Siéntate en el fregadero y que tu pareja esté de pie. Presiona tu mano entre sus cuerpos para que puedas tocarlos a ambos. Puedes hacer correr el agua, para que puedan ser ruidosos , y luego limpiar todo rápidamente.

 


Mara Parra / Upsocl

Source: Upsocl


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *